Indemnización por esguince cervical

El latigazo o esguince cervical en accidente de tráfico es un mecanismo de transferencia de energía al cuello, por aceleración/deceleración, que puede resultar de un impacto trasero o lateral, sobre todo de las colisiones de vehículos a motor, pero también puede producirse en otros momentos como durante las zambullidas a una piscina, o en otras ocasiones.
La lesión está normalmente por una colisión por la parte trasera de nuestro vehículo, eso provoca una hiperextensión (un movimiento excesivo de la cabeza hacia detrás) o una Hiperflexión (un movimiento hacia adelante también excesivo). El pronóstico es variable, así cómo las secuelas producidas en él.

Esta lesión, cuyos plazos de recuperación varían entre dos y ocho meses, incapacita a la persona durante ese tiempo para seguir desarrollando las actividades que realiza habitualmente hasta que se estabiliza los trastornos que se hayan podido suceder a raíz del esguince cervical.

Si sufre un latigazo o esguince cervical en un accidente sepa que tiene derecho a reclamar y percibir una indemnización por ello