Indemnización por esguince cervical: sus rasgos propios

La indemnización por esguince cervical es la que más comúnmente tienen que pagar las aseguradoras. Esto se debe a que el esguince cervical es la lesión más común en un accidente de tráfico. Como tal, aunque sea trivial, se puede decir que la mayoría de los afectados por un accidente de tráfico que hayan sufrido algún tipo de lesión, habrán sufrido un esguince o latigazo cervical. Estos, al sufrir lesiones pueden estar en la situación de reclamar una indemnización por lesiones. En este caso reclamarán una indemnización por esguince cervical. Dicho esto, cae por su propio peso el que hagamos un recuento de los rasgos propios de este tipo de indemnización.

En primer lugar, hay que distinguir la lesión de la indemnización por dicha lesión. En efecto, no es lo mismo. Una vez queda esto claro, pasamos  a enumerar los rasgos propios de la indemnización por esguince cervical.

 

1. Cuantía: la indemnización por esguince cervical ronda los 3000-6000 euros. Esta cuantía depende de la intensidad de la lesión, así como del tiempo que esta tarda en curarse, el cual variará en función de las características fisionómicas de cada paciente.

 

2. La indemnización por esguince cervical varía en función de que queden o no secuelas permanentes, lo que se produce en el 10 % de los casos en los que se padece esta lesión.

 

3. Debido a que los síntomas de la lesión pueden aparecer tardíamente, se corre el riesgo de no reclamar la indemnización por esguince cervical dentro de los plazos establecidos. Igualmente, dará a la aseguradora la posibilidad de achacar el esguince cervical a una causa distinta del accidente de tráfico.

 

Estas son los rasgos de la indemnización por esguince cervical.

Si ha sufrido un accidente de tráfico y cree que sufre esta lesión u otra, póngase en contacto con nosotros. No solo ofrecemos asesoría jurídica y representación legal, también contamos con peritos médicos de todas las especialidades.

Pasajeros de un tren serán indemnizados por las lesiones en accidente

La noche del 21 de septiembre de 2004 un tren chocaba contra un vehículo que se había empotrado en la vía férrea, concretamente, se había empotrado contra un talud. Como consecuencia de esta colisión el tren descarrilaba, produciéndose serios daños materiales en el mismo y 14 pasajeros heridos. El responsable del accidente era un joven de 25 años, que había terminado empotrando allí su vehículo tras intentar fugarse de un control de la Guardia Civil. El joven había consumido alcohol y cocaína. La mayoría de los heridos habían sufrido un esguince cervical. Las indemnizaciones que han recibido estos heridos han sido por esguince cervical, en su mayoría.

Ahora se ha celebrado juicio y se ha condenado al conductor del vehículo culpable del siniestro. Este deberá ha sido condenado a un año de cárcel y su aseguradora deberá pagar 721.894 €. De esta cantidad, 686.088 € han sido para RENFE, en términos de una indemnización por daños materiales. 34.628 € han ido a parar a los 14 pasajeros. Como se ha dicho en el párrafo precedente, la mayoría ha sufrido un esguince cervical. Las indemnizaciones por daños materiales a los pasajeros (teléfonos móviles, gafas, joyas, etc.) han ascendido a 1.178 €. De todos los pasajeros, una señora se lleva la indemnización de mayor cuantía 14.923 €, por haber sufrido las lesiones de mayor gravedad. Además de la pena de cárcel y lo que tendrá que pagar la aseguradora, el conductor también ha sido condenado a pagar 3 €/día durante 20 días, en concepto de multa por desobediencia a la autoridad.

La aseguradora, por su parte, se negaba a pagar ninguna indemnización arguyendo que el accidente no se produjo a causa de ningún hecho que se derivara de la circulación, lo que la juez no aceptó, basándose en la definición que la normativa establece de los hechos de circulación.

En definitiva, si viaja en un tren y este se descarrila por culpa de un conductor irresponsable no dude en contactar con nosotros. Estudiaremos su caso y lucharemos por sus derechos, aunque solo se trate de un esguince cervical, las indemnizaciones compensarán los perjuicios económicos que esta lesión le pueda causar.

Indemnizaciones por esguince cervical

Por un esguince cervical, causado por un accidente de tráfico, tendremos derecho a recibir indemnizaciones, en concepto de las lesiones y de las secuelas que pudieran quedar. La cuantía de estas indemnizaciones varían en función de diversos factores, tales como el estado de las lesiones y del afectado, como la edad de este y los ingresos que percibiera. Todos estos se recogen en las diferentes actualizaciones de los anexos del Real Decreto 8/2004 de 29 de octubre. En este caso, para el año 2012 el baremo se ha publicado en el BOE número 31, de 6 de febrero de 2012. A continuación, tras explicar brevemente en qué consiste esta lesión, pasaremos a examinar las indemnizaciones por esguince cervical.

1. El esguince cervical 

Un esguince cervical es una lesión de cuello que puede darse en cualquier nivel de la columna vertebral, si bien la mayoría de los esguinces se dan a nivel de las vértebras cuarta y quinta. De evolución normalmente benigna, existen esguinces muy graves tras los que pueden quedar secuelas gravísimas, las cuales pueden desenvocar en la gran invalidez.

esguince cervical indemnizaciones

En la mayoría de los casos los esguinces cervicales son provocados por golpes causados por detrás del vehículo afectado. El golpe causa un movimiento brusco del cuello hacia atrás y luego hacia adelante. Se trata de una hiperextensión e hiperflexión, respectivamente.

Sus síntomas más frecuentes son dolor de espalda, dolor intenso de cuello, adormecimiento de extremidades superiores, mareos y vértigos, visión borrosa, dolores de cabeza, etc. Los dolores leves o graves están entre las principales secuelas. Así, un 40 % de las lesiones consisten en dolores leves de 1 a 3 meses; otro 40 % son molestias intensas durante un año. Por último, en el 10 % de los casos quedan secuelas de por vida.

2. Esguince cervical, indemnizaciones

Las cuantías de la indemnización correspondientes al esguince cervical varían en función del tiempo que tarden en curarse o del que tarden en finalizar los tratamientos utilizados para curar la lesión.  Tal y como viene fijado en la Ley el afectado recibirá una cantidad diaria en concepto del impedimento ocasionado por la misma. En este caso, para conocer estas cuantías tendremos que consultar el  BOE número 31, de 6 de febrero de 2012. Además de este tipo de indemnizaciones, nos encontramos con indemnizaciones por lesiones permanentes. A continuación hablaremos de cada una de ellas.

2.1. Esguince cervical, indemnizaciones por día de impedimento 

En este caso, la cuantía diaria a percibir por día de impedimento varía en función de que ese día estemos hospitalizados, de que sean días de baja impeditivos (los días en los que el afectado está incapacitado para desempeñar su actividad u ocupación habitual) o días de baja no impeditivos.

Por cada día que permanezcamos hospitalizados, según el baremo de 2012, tendremos derecho a percibir 69,61 €; por cada día de baja impeditivo, el importe a percibir será de 56,60 €, reduciéndose esta cantidad a 30,46 €/día, para cada día de baja no impeditivo.

2.2. Esguince cervical, indemnizaciones por secuelas permanentes

Como hemos dicho, en un 10 % de los casos de esguince cervical quedan secuelas permanentes.  En este caso hemos de consultar la tabla III del  BOE número 31, de 6 de febrero de 2012. Allí existe una equivalencia entre puntos, grupos de edad y cuantías. En función de la edad del afectado y de los puntos asignados a las secuelas de la lesión, se obtendrá la cuantía de la indemnización.

Indemnización por esguince cervical

El latigazo o esguince cervical en accidente de tráfico es un mecanismo de transferencia de energía al cuello, por aceleración/deceleración, que puede resultar de un impacto trasero o lateral, sobre todo de las colisiones de vehículos a motor, pero también puede producirse en otros momentos como durante las zambullidas a una piscina, o en otras ocasiones.
La lesión está normalmente por una colisión por la parte trasera de nuestro vehículo, eso provoca una hiperextensión (un movimiento excesivo de la cabeza hacia detrás) o una Hiperflexión (un movimiento hacia adelante también excesivo). El pronóstico es variable, así cómo las secuelas producidas en él.

Esta lesión, cuyos plazos de recuperación varían entre dos y ocho meses, incapacita a la persona durante ese tiempo para seguir desarrollando las actividades que realiza habitualmente hasta que se estabiliza los trastornos que se hayan podido suceder a raíz del esguince cervical.

Si sufre un latigazo o esguince cervical en un accidente sepa que tiene derecho a reclamar y percibir una indemnización por ello